domingo, 11 de abril de 2010

Cada flor sirve para algo en especial...


Cada flor sirve para algo en especial...



Desde hace ya varios años sabemos que las flores poseen cualidades curativas y relajantes. El médico inglés Edward Bach fue quien usó por primera vez las esencias florales como tratamiento médico alternativo, y en 1976 la Organización Mundial de la Salud reconoció esta terapia porque obtuvo muy buenos resultados en el tratamiento de algunos males.

A partir de las Flores de Bach se desencadenaron una serie de investigaciones en torno de las propiedades curativas de las flores. El colombiano Santiago Rojas Posada especializado en cuidados oncológicos y homeopatía dio a conocer nuevas esencias que complementan el trabajo de Bach.

Rojas menciona que las esencias “son facilitadores activos del crecimiento personal a nivel integral gracias a sus cualidades nos permite abordar cualquier experiencia de una forma más simple y práctica”. Por lo tanto no deben usarse como medicamentos. Entre las esencias que presentó se encuentran las siguientes:

CLAVEL DE INDIAS: posibilita y abre la comunicación con el mundo interior propio, es de gran ayuda para los niños que se aislas, tienen algún problema de aprendizaje o con retraso mental. Además incrementa la resistencia inmunológica.

CORAZONCILLO: Permite resolver los problemas afectivos pues ayuda a superar las relaciones posesivas. Ayuda a disminuir el sentimiento de apego que tenemos hacia las cosas o las personas

DIENTE DE LEÓN: disminuye el exceso de tensiones físicas, mentales y emocionales.

GIRASOL: Para tratar el orgullo y la vanidad. Su consumo aumenta la apertura y la comprensión hacia los problemas ajenos. Provoca la compasión.

JAZMÍN: Ayuda a regular las secreciones internas, evitando el exceso de producción de moco. Es buena para los resfriados y favorece la asimilación física de nutrientes. También ayuda a aceptar la propia naturaleza corporal y sus deficiencias por lo que es útil en los momentos de cambio de los adolescentes

LAVANDA: Permite integrar la espiritualidad a las actividades cotidianas. Equilibra la energía en casos de estimulación excesiva. Por ser un excelente purificador, se puede tomar o atomizar en el ambiente y efectuar cambios energéticos del lugar

FLOR DE LIMÓN: Tonifica el hemisferio cerebral izquierdo e incrementa la capacidad racional, matemática y lingüística. Ideal para estudiantes, en especial para quienes aprenden idiomas

LIRIO: Desarrolla, aumenta y mantiene la inspiración y la creatividad necesarias en todo tipo de actividades artísticas. Indicada para quienes sienten que han perdido la inspiración creadora y sufren por ello. Despierta talentos artísticos

LOTO: Favorece la apertura espiritual y equilibra el alma y el ser ante cualquier práctica de tipo espiritual; de gran ayuda en la meditación. Armoniza la mezcla de varios elíxires y aumenta su efecto. Hace emerger conscientemente los conflictos internos, por lo que es bueno tomarla sin otras esencias.


MARGARITA: Buena para asimilar la información recibida y centrarse a la hora de tomar decisiones. Se recomienda para planificar un proyecto u organizar una actividad


MANZANILLA: Es un tranquilizante menor. Ayuda a superar los trastornos emocionales, el insomnio y el estado nervioso alterado. Relaja la tensión a nivel del plexo solar; aconsejada para niños hiperactivos y con repentinos cambios de humor


ZARZAMORA: Sirve para superar la inercia, la incapacidad de concretar, el letargo y la confusión mental. Permite definir las ideas y resolver conflictos o problemas por medio de los sueños y la meditación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada